PRODUCTO LOCAL

POR FRANCISCO CELIS, CHEF EJECUTIVO HOTEL Y RESTORÁN PUERTO VIEJO
21 Jun

Producto Local

PRODUCTO LOCAL

POR FRANCISCO CELIS, CHEF EJECUTIVO HOTEL Y RESTORÁN PUERTO VIEJO

En todo proyecto gastronómico hay un momento lleno de preguntas, la mayor parte sin respuesta. Y Puerto Viejo no es la excepción.  En julio de 2016 estábamos en dicho momento. Teníamos una gran interrogante ¿Cómo abastecemos el restaurant?

La respuesta más fácil: traer todo desde Santiago y Curicó. Sin embargo, puesto en perspectiva, como proyecto nos planteábamos ser un hotel integrado a su entorno. Ésto se mostraba desde su nombre, logo, arquitectura, interiorismo y la lista sigue con un sinnúmero de detalles que lo refuerzan: LO LOCAL COMO ESTILO.

Uf., por tanto la salida fácil, no ha lugar.

Esta realidad fue tan clara que nos animó a tomar la decisión que el restaurant debía ser coherente con el concepto. Entonces empezamos un recorrido por la comuna en busca de productos. Fuimos a sus caletas, campos y bosques ¿El resultado? Encontramos productos maravillosos con un potencial tremendo para ser utilizados como ingredientes de nuestra cocina.

En esta senda, lo más importante a mi juicio, fue la oportunidad única de conocer a los que habitan la comuna, nuestros vecinos que dedican su trabajo al cultivo, recolección o crianza de un sinfín de productos  locales. Y de esta forma nos sumergimos en las tradiciones y la cultura local, valorando los conocimientos que cada pequeño productor transmite a través de sus productos y trabajo con su entorno.

Luego, vimos también otra realidad cargada de ironía. Esta cultura viva, maravillosa y recién descubierta por nosotros, estaba en gran parte de los casos amenazada por el quiebre de la tradición de los oficios: los “viejos” ya no tienen a quien transmitir sus conocimientos. La mayoría de los jóvenes de la comuna emigran a la ciudad  y no están para escuchar y continuar con la cultura local. Los tiempos imperantes han arrasado inexorablemente parte de lo que somos.

De esta premisa  creamos entonces una oferta gastronómica que respeta y da valor a nuestro entorno, sus productos y su gente, usando la comida y el vino como medio para generar diálogo e interés por el resguardo de la cultura local. La cultura de la sencillez, que reúne y conforta.

Encontradas las soluciones a las preguntas de un inicio y estando próximos ya a cumplir un año de apertura, vemos nuevos desafíos: seguir trabajando por la coherencia de nuestro concepto, y a su vez, poder generar un registro de los productos locales y de su estacionalidad, que abre una línea nueva de trabajo; usos tradicionales y nuevos usos con el fin de fomentar la preservación en el tiempo, de todos y cada uno de estos aspectos tan importantes.

Esta es nuestra invitación a disfrutar de los productos del mar y el valle de la comuna de Vichuquén.

 

Leave a Reply